Los barrenderos universitarios

carmena-propone-que-los-universitarios-ayuden-a-barrer-madrid-y-ellos-se-niegan

Vivimos en el país de los barrenderos, camareros, albañiles etc. mejor preparados de la historia de esos con dos carreras y sus master correspondientes que acaban de “camareros” y no en España sino en muchos casos fuera del país.

Vivimos en un país donde trabajar de camarero o barrendero sin tenerte que ir al extranjero es todo un lujo económico. Un país donde los jóvenes acumulan estudios para en muy rara ocasión poder acabar trabajando de lo que han estudiado. Y mientras las profesiones menguan en número de trabajadores España crece en “ninis” e “universitarios” de esos que llevan años abducidos creyéndose eso de que cuanto más preparado estés más posibilidades de inserción en el mercado laboral, y en realidad es así, lo que no dicen es que te insertaras más fácilmente en el mercado laboral de cualquier puesto menos para el que te has estado preparando.

Hemos sido la generación más preparada, recordemos eso de “jóvenes aunque sobradamente preparados” y hemos terminado siendo la primera generación que sabe que sus hijos van a vivir peor que sus padres porque nosotros ya vivimos peor que los nuestros.

Vivimos en un país donde de tanta preparación que se quiere tener, existen personas que con 28, 29, 30 años no han trabajado nunca y el lado opuesto jóvenes que ni estudian, ni trabajan porque han preferido aplicarse el cuento de “vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos”.

Antes tener carrera, era un seguro  a la hora de encontrar trabajo ahora pasan cosas como que España tiene más facultades de Medicina por millón de habitantes que Reino Unido, Francia, Italia… En realidad, tiene más que cualquier otro país grande del mundo, con la excepción de Corea del Sur. En apenas ocho años, los centros en los que se puede estudiar esta carrera han pasado de 28 a 41 con un paso en de alumnos de nuevo ingreso de 4.250 a más de 7.000. Es decir mientras los servicios públicos de salud recortan personal y con un país que encabeza el ranking de países europeos que pierden población, debido a la crisis, sobran estudiantes de Medicina. O lo que es lo mismo un montón de universitarios que estudian medicina y que acabaran la carrera con todo el esfuerzo, incluido el económico que normalmente hacen los padres de los estudiantes, que esto supone acabaran trabajando de cualquier cosa menos de médicos.

No debemos engañarnos por afirmaciones como que

« […]  nuestro sistema empresarial no puede absorber a todos los universitarios. Ni a los universitarios ni a los no universitarios. De hecho absorbe mucho mejor a los universitarios. Sus tasas de desempleo en España son muy inferiores al resto de los colectivos según los datos de la OCDE. […] »

Porque es cierto que el universitario tiene más salida pero normalmente en puestos no relacionados con su carrera y si lo están es en condiciones muy inferiores a las que el puesto exige.

Dicen que como muestra sirve un botón. Un universitario que ha estudiado la carrera de informática y entra a trabajar a una empresa como programador de una plataforma “X” puede encontrarse condiciones como 1300 euros mensuales, con las pagas prorrateadas y ningún otro tipo de beneficio. Algo que está muy por debajo del salario y las condiciones en las que un programador debería trabajar.

Por otro lado España es la reina en el abandono de estudios personas que se quedan como mucho en la ESO. Cosa que no sucede ni Rumanía, ni Portugal, ni en casi ningún país de Europa. Esto es un dato bastante preocupante pero que tiene una explicación más sencilla de lo que nos podamos imaginar.

En nuestros jóvenes existen dos divisiones, aquellos que han crecido bajo el concepto de que hay que tener estudios a toda cosa y que eso mejorara tu vida, por otra parte los que sinceramente viendo el panorama prefieren ponerse a trabajar porque consideran que estudiar para encasillarte en un trabajo mal remunerado después de años de estudio es absurdo, y luego los “ninis” que directamente viven del cuento.

El segundo grupo basa su forma de pensar en una realidad muy triste pero real. ¿Os acordáis del ejemplo del universitario programador? Vamos a ver cuánto puede cobrar un basurero, que no necesita cualificación,  y las condiciones de trabajo en las que trabajan, para algunos ayuntamientos de España como por ejemplo Alicante, evidentemente como un mero ejemplo.

Cada ayuntamiento tiene un convenio diferente, pero en la provincia de Alicante son bastante parecidos. El sueldo de los turnos de noche es algo superior al de los de día, como suele suceder en cualquier trabajo. El horario en este caso concreto es de domingo a jueves de 00:00 a 6:00 de la madrugada, los viernes de 00:00 a 05:00 de la madrugada, es decir 35 horas semanales. Descontando en la jornada media hora de descanso. En el caso de estar en “recogida de residuos” el turno acaba cuando se termina la recogida de tu distrito que más o menos suele ser sobre las 4 de la madrugada en invierno y sobre las 2:30 en verano.

Vamos a ver un poco las condiciones salariales: El sueldo es de aproximadamente 1100 euros netos + 1 paga extra completa cada 3 meses (es decir son 16 pagas) + beca por estudios para el empleado y su cónyuge + 100 euros ayuda por cada hijo + antigüedad  y en el caso de trabajar algún sábado, cosa opcional se cobraría 100 euros, 130 euros por los días festivos.

Las condiciones vacacionales son de 31 días de vacaciones si los disfrutas en verano o 35 si los disfrutas el resto del año.

Por no hablar de facilidades como la subvención a la hora de la obtención del carnet de camión.

Ahora tu intentas convencer a un estudiante que le salga la posibilidad de trabajar en este trabajo, viviendo en casa de sus padres, sin obligaciones etc, que elija entre esto y atarse a una carrera para con un poco de mala suerte sentarse en una silla por 1300 euros el resto de su vida y a muchos la tentación les puede, es más a algunos les puede, dejan los estudios y terminan siendo “ninis” pero eso es otra larga historia.

Creo que realmente las pruebas sobran y la realidad puede más que las palabras. Vivimos en un país donde muchos universitarios tienen que marcharse a otros para poder trabajar de camareros o de mano de obra no cualificada. Vivimos en un país donde la mano de obra inmigrante, que está dispuesta a trabajar por menos salario y en peores condiciones tiene prioridad frente al español, tenga o no estudios. En general vivimos en un país donde las condiciones laborales no suelen estar a la altura de los estudios que se realizan. Vivimos en un país donde por desgracia y desde hace muchos años gana más un albañil o un basurero, sin desmerecer sus profesiones que son durísimas,  que un licenciado con master incluido, en muchísimos casos.

Esta es la realidad del problema. El exceso de universitarios ha provocado que el empresario pueda elegir hasta para puestos no cualificados a gente de alto perfil, esto hace que las condiciones laborales de alguien que tiene una carrera, trabaje por debajo de las condiciones laborales de los estudios que tiene. Por otro lado existen una serie de trabajos que muchos de esos universitarios no están dispuestos a realizar porque creen que el hecho de tener una carrera les ha de garantizar el trabajar en algo relacionado con la misma, esto hace que estos puestos de trabajo no cualificados se conviertan en puestos de valor al dar unas condiciones mejores que muchos puestos que requieren cualificación.

Pero sin duda el proyecto estrella lo dejo para el final esos “ninis” que ni quieren estudiar, ni quieren trabajar, y menos en un puesto no cualificado, ni quieren hacer nada con su vida, tan solo ser una carga para quien los cuidan a los que sajan para poderse pegar buenas fiestas.

A todo esto quien pierde es el español medio que lo único que quiere es trabajar que tiene una educación media y que le importa poco o nada el puesto de trabajo siempre y cuando le permita llevar el sustento a su casa y así alimentar a su familia. Estos son los perdedores porque ni encuentran trabajo para su cualificación porque ya lo están ocupando los universitarios, ni encuentran trabajo no cualificado porque en su mayoría es de inmigrantes que pueden permitirse el lujo de trabajar en peores condiciones laborales.

Como siempre quien pierde el español de clase media… Esa que ya está desapareciendo porque por cosas como esta empieza a ser “clase baja”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *