De la historia a la “constitución catalana”

Llevamos unos años donde se ha permitido que algunos sectores políticos campen a sus anchas. El tema del independentismo catalán ha tomado ya un color demasiado oscuro sin que desde nuestras esferas gubernamentales se haya hecho nada.

Creo que debería de comenzar este artículo con un poco de historia que aclare algunos conceptos, muchos ya me conocéis, me subo a hombros de gigantes.

Entre el año 768 y 814, el Imperio Carolingio (aproximadamente lo que actualmente es Francia) dejaron un trozo de terreno por encima y por debajo de los pirineos (el actual sur de Francia y la actual Gerona respectivamente) que les servía como defensa para que los árabes no subieran hacia el norte.

Cuando el imperio Caroligio desapareció esos terrenos quedaron en manos de “condes” que tenían independencia militar y jurídica tras varios matrimonios he incluso alguna guerra parte de esos territorios se unificaron en manos privadas, en aquel momento España como tal no existía, y en el año 878 el conde Guifré I el Pelós, consiguió unificar varios condados como el de Urgel, Barcelona, Gerona, Rosellío, etc esto es lo que desde sectores independentistas llaman la precursora de Cataluña.

En el año 1.150 se unió por matrimonio a Berenguer IV (conde de Barcelona) y la reina Petronila de Aragón, como resultado apareció la Corona de Aragón, que era la suma del reino de Aragón y los condados “catalanes” pertenecientes al conde Berenguer IV.

Tanto el reino de Aragón como los condados de Berenguer IV conservaron sus propios órganos de Gobierno pero a partir de ese momento todos rendían orden y tributo a la corona conjunta es decir a la “Corona de Aragón”.

Llegados a este punto quiero aclarar una cosa. El título de “conde” (como Conde de Barcelona) historicamente no era a efectos prácticos lo mismo que el título de rey, como muchos se empeñan en mantener, en lo que actualmente se llama Cataluña, no se utilizaba el título de rey como en otros países simplemente porque el título de “rey” lo otorgaba el Vaticano y Cataluña no era un reino en sí mismo sino un trozo de tierra perteneciente al “Reino de Aragón”.

Más adelante, en 1476, el Reino de Aragón se unió con el Reino de Castilla, Fernando el Católico (rey de Aragón) e Isabel la Católica (reina de Castilla) contrajeron matrimonio. Y empezó a vertebrarse la España que cuatro siglos después, se transformó en lo que es hoy en día.

Llegados a este punto voy a reproducir un texto que he encontrado en varias webs proindependentistas, no exactamente igual pero si similar, y que valoran la historia como a ellos les conviene.

« Castilla, Aragón y Cataluña habían unificado sus coronas, pero no sus reinos, este había sido el acuerdo cuando se juntaron los dos reinos de Aragón-Cataluña tres siglos antes, y los tres territorios seguían teniendo sus propios órganos de autogobierno y se respetaban mutuamente sus peculiaridades. Pero Castilla con el tiempo fue olvidando este principio fundador. »

Aclaraciones: En aquel momento Cataluña no era un reino, aunque a ellos les interese tratarlo como tal. Castilla no olvido nada simplemente se impuso como reino mayoritario y como tal se estableció. Fueron las cuatro tierras que un día formaron un condado las que con ínfulas de grandeza se creyeron un reino y organizaron un lio histórico que ha llegado hasta nuestros días.

Ya en aquella época los condados que conformaban lo que hoy consideramos Cataluña y que pertenecía a Aragón se tomaron la libertad de creerse con el derecho de luchar solo por la defensa de Cataluña, organizando grandes trifulcas cuando castilla declaraba guerras contra el extranjero negándose a unirse a esas guerras desafiando al rey. Por si esto no fuera suficiente además se permitían el lujo de decidir cuánto dinero se enviaba a las arcas reales lo que provocaba una situación tirante entre la corona y esta región que se creía con derecho a todo.

En este contexto comenzó la que hoy se conoce como la Guerra de los 30 años que fue el mayor conflicto bélico sufrido por Europa hasta entonces.

En esta guerra, a la tradicional pugna entre católicos y protestantes, se sumó la oposición entre el emperador de Austria y los príncipes alemanes por el control de Europa Central, la rivalidad en busca de la hegemonía entre la dinastía Habsburgo y la Francia de Luis XIII y el cardenal Richelieu, y la lucha por el control comercial del mar Báltico que abastecía a Europa de materias primas.

En 1618, la destrucción de dos iglesias protestantes, ordenada por los representantes del emperador Matias en Praga, provocó la rebelión de los nobles checos que se apoderaron del palacio real. Allí tuvo la famosa defenestración de Praga, en la que dos ministros imperiales y su secretario fueron arrojados por una de las ventanas del palacio, aunque sin graves daños para ellos.

Castilla e Italia establecen un frente de batalla contra los franceses siendo el campo de batalla el sur de Francia y los condados “Catalanes” fue una guerra cruenta. Mientras los hombres morían en el campo de batalla los franceses campaban a sus anchas matando inocentes, llevando a cabo violaciones y un largo etcétera de descabellos. Mientras los recursos de la corona iban disminuyendo y al rey no le quedaba más remedio que recaudar dinero a los nobles de la zona de conflicto que decidieron recuperarlo explotando a los pocos campesinos “catalanes” que no tardaron en montar en cólera.

Esto me trae a la cabeza un deja vu es lo mismo que está sucediendo ahora. El estado reclama a Cataluña el dinero de los impuestos, que se han dedicado a dilapidar, y Cataluña lo arregla subiendo los impuestos a los catalanes que echan la culpa al gobierno central, en vez de a sus gobernantes que son los que lo han robado o dilapidado.

El tema termino por estallar y el virrey de Barcelona, representante de la corona, manda arrestar al jefe de las tropas catalanas, Francesc de Tamarit i de Rifà, por no haber dado alojamiento a las tropas reales que provenían de Castilla.

Los ánimos se fueron caldeando y un territorio perteneciente a la corona se convirtió casi  en un territorio enemigo hasta el punto de que el 7 de junio de 1640 hubo un altercado en Barcelona entre un grupo de segadores catalanes y unos soldados castellanos, que acabó con un segador malherido.

Cataluña se alzó en armas “revuelta dels segadors”, una guerra en la que miles de segadores entraron armados en Barcelona con sus hoces, rescataron a Francesc de Tamarit y mataron al virrey y a otros cargos reales.

En 1641 Cataluña se autoproclamó como una república independiente aliándose con los franceses en un intento de que la represalia real y sus tropas no pudieran entrar en Barcelona.

Tras años de guerra Castilla llega a un acuerdo con Francia en el que si dejan de dar apoyo a la revuelta Catalana la corona les “regalaría” varios territorios catalanes. En el  Tratado de Paz de los Pirineos y los catalanes se quedaron solos. Esto fue aprovechado rápidamente por Castilla para recuperar la zona e imponer orden.

Tal y como había acordado Felipe IV, le regaló a Francia toda la parte de Cataluña que iba desde los Pirineos hacia el norte. De esta manera, Cataluña perdió la zona del Roselló, Conflent, Vallespir y una parte de la Cerdaña.

En 1700 murió el rey de las Españas (Carlos II de Austria, hijo de Felipe IV) sin descendencia. Los intereses de Castilla pasaban por que el trono fuese para un rey francés (Felipe V), los borbones querían ocupar militarmente toda Europa, pero Cataluña apostaba por un rey austríaco (el que hubiese sido Carlos III, de la casa de los Austria).

De nuevo Castilla se ve en la obligación de atacar militarmente Cataluña en un conflicto que duro años ya que ingleses, holandeses, italianos y austriacos estaban atemorizados ante un posible gobierno de Felipe V y apoyaron incondicionalmente a las tropas catalanas.

Castilla finamente y con una estrategia magistral de pactos consiguió la victoria. Pactaron con los ingleses que si dejaban a un Borbón (Felipe V) como rey de España, les cederían la actual Canadá y Terranova (al este de Canadá).

Felipe V que ya gobernaba en Castilla y con tal de asegurarse la victoria firma  el “tratado de Utrecht” donde cede el territorio de Gibraltar y Menorca también a los ingleses. En cuanto Cataluña perdió la ayuda de los ingleses, las tropas de Castilla conquistaron Cataluña y finalmente el 11 de septiembre de 1714 cayó Barcelona.

Si ese “11 de septiembre” que tanto veneran los catalanes, ese 11 de septiembre día de la “díada” que celebra, como Cataluña perdió una guerra contra la corona legítima que les gobernaba en 1714.

Estos son los acontecimientos históricos, eso no quiere decir ni mucho menos que personalmente apoye a la dinastía Borbón. Esto no quiere decir que los países europeos que creían en el trono de Carlos III pudieran tener o no razón. Pero lo cierto es que ya hace 300 años los catalanes desafiaron a la jefatura del estado y les llevo a una guerra que perdieron. Otra cosa es si el movimiento del estado y la proclamación de Felipe V era lo mejor y lo más lógico o no.

Si antes de estos acontecimientos ya “Cataluña” perteneció sin resquicio alguno a España. A partir de entonces y hasta que bien entrado el siglo XX en el que volvieran las ínfulas de grandeza de algunos catalanes independentistas que decidieron poner en peligro no solo Cataluña, sino la integridad del resto de España.

Vemos que Cataluña, nunca, nunca fue un reino independiente, es más apenas fue una aglutinación de condados. Vemos que Cataluña, lo que hoy consideramos Cataluña, siempre fue territorio Francés hasta que paso a la Corona de Aragón. Vemos que ese “rey Catalán” del que tan orgulloso se sienten “Jaume I” en la realidad nunca existió fue en realidad un “rey aragonés” el mejor de todos, “Jaime I” y vemos que esa historia tan mística y maravillosa que se empeñan en enseñar a sus alumnos en las escuelas sobre un Reino de Cataluña poderoso y gobernante de los “Países Catalanes” es una enorme mentira.

En la actualidad vemos como Cataluña, La comunidad autónoma de Cataluña, vuelve a desafiar al estado, vuelve a vapulear a sus militares, vuelve a decidir lo que le da al estado o no y está dispuesta de nuevo a buscar aliados para generar una guerra que ya perdieron.

Llevan años aprovechando la debilidad de nuestro gobierno central, comportándose como las termitas que van dañando el núcleo de la madera hasta que logran hacer caer árboles centenarios. Pero todo puede ir a peor, España lleva sumida en un vacío de poder 6 meses que sin duda los independentistas han sabido aprovechar para ir abriendo zanja y ampliando la rotura con el gobierno central y provocando al estado mientras se siguen autoproclamando así mismos como una república independiente.

“[…] el modelo “bueno” es el de Escocia y no el de Kosovo. ”

Artur Mas

05 de Mayo de 2016

Los tiempos han cambiado y por lo tanto la forma en que “Cataluña” desafía al estado Español, al que les guste o no pertenecen, y es ahora el momento de ver algunos ejemplos que algún día y por desgracia se sumaran a la historia que acabamos de relatar.

Últimamente es la CUP, La Candidatura de Unidad Popular (en catalán, Candidatura d’Unitat Popular), partido de extrema izquierda y defensor de la independencia de Cataluña,  se empeñan en re-educar a la gente y enseñarlas a vivir a su manera. Así se han pronunciado en contra del uso de compresas y tampax, y en abril teníamos que asistir a la dantesca noticia de que la CUP proponía  « […] sustituir estos instrumentos de higiene femenina por otros más ecológicos como “copas menstruales, compresas de ropa o esponjas marinas. ».

Como supongo que a estas alturas ya habrá alguien que habrá puesto el grito en el cielo diciendo que qué tiene que ver la noticia anterior con el independentismo catalán y que mezclo los temas y que es la confusión de quien no sabe de lo que habla reproduzco un titular de un conocido diario digital llamado “Alerta digital”:

« Diputadas de la CUP deploran los “ataques machistas” y piden una “república catalana feminista”»

Ahora la relación directa entre la CUP el feminismo y el independentismo Catalán quedan claros.

Pero seguimos de sorpresa en sorpresa el pasado día 5 asistimos impávidos a la noticia de que “Los Mossos d’Esquadra ya cuentan con su primer agente transexual” no por el hecho de que sea transexual sino por el hecho de que dudo mucho que en el caso de un conflicto legal en el que tenga que actuar como agente de la autoridad y en el que esté integrado alguien del colectivo LGTB sea imparcial y por lo tanto actué con equititividad. Por cierto este “transexual” ¿qué servicios usara el de hombres o el de mujeres? ¿Denominarle transexual implica pensar que no está operado de sus órganos genitales? ¿Si es así y por mucho que quiera si tiene órgano genital masculino porque tenemos que considerarle de otra forma que no un hombre? ¿Al hacer las pruebas de acceso bajo que normas ha llevado a cabo las pruebas físicas, bajo las normas de mujeres o de hombres? ¿Si lo ha hecho bajo las normas de mujeres, no es injusto que alguien con la musculatura de un hombre haya sido enfrentado a mujeres y sometido a pruebas inferiores a las de un hombre? ¿Ha habido favoritismo dentro de las pruebas para entrar en ese cuerpo de seguridad hacia este transexual?

Creo que en general la libertad sexual se está escapando de las manos pero esto ya roza el límite de una discriminación positiva algo escandaloso y como no esto se da en Cataluña esa comunidad que pide a gritos su independencia.

¿Cuánto creéis que va a tardar en tener el primer problema en acto de servicio cuando este señor/señora se enfrente a alguien realmente peligroso como un delincuente musulmán y que evidentemente no la va a respetar?

Es la nueva izquierda independentista o pro-independentista la que ha traído a Cataluña noticias como “La Ciudad Condal, el Far West de Ada Colau: Un tren del metro de Barcelona tiene que esperar a que una mujer orine en el andén”, “Ada Colau convierte la ciudad en ‘Gandía Shore’: Un hombre consume heroína en un andén del Metro de Barcelona”, “Escándalo en Barcelona por una pareja teniendo sexo en una estación de metro”, Ada Colau retomará el proyecto de sacar a las calles a cientos de ‘confidentes’ para perseguir a los que critiquen la inmigración”. Por su puesto estas noticias son solo la punta del iceberg de lo que está sucediendo en Cataluña.

Por otro lado, y no seré yo quien defienda la monarquía de los borbones, parece que en Cataluña se ha olvidado algo tan importante como es el respeto al jefe del estado en este caso al actual rey “Felipe VI”. Para bien o para mal en el régimen actual y por muy mal que nos vaya con esta monarquía parlamentaria hay que mantener un respeto a nuestro jefe del estado y no es permisible que se vean cosas como: “El Ayuntamiento de Esparreguera (Barcelona), gobernado por el PSOE, declara persona non grata al Rey Felipe VI”.

Aquí dejo la joyita dicha por el portavoz de la CUP, Josep Gargantè: “Si él quiere corona, corona le daremos, que venga a Barcelona y el cuello le cortaremos”. Felicidades bocachancla ya que si tú puedes decir semejante burrada es porque el rey como jefe del estado te ha dado a ti y a la gente de tu calaña la libertad de expresión.

No podemos olvidar como la actual alcaldesa de Barcelona ha ninguneado ya en varias ocasiones al ejército español, el mismo ejército que ayuda en cualquier pueblo catalán cuando hay una catástrofe y el mismo que estará obligado a defender Cataluña, como parte de España que es,  en el caso de un conflicto, sin embargo y según recoge la prensa ella los paga con: “Ejército: ¡Quién te ha visto y quién te ve! Ada Colau echa a dos altos mandos militares de un recinto público” y “Ada Colau, cegada por el odio, quiere ‘desahuciar’ ahora a la Hermandad de Legionarios de Barcelona”, y esta que es de las mejores “Antonio Baños, expresidente de la CUP, equipara la labor de la Guardia Civil con la de un terrorista yihadista”.

Esta es la Cataluña que pretende ser independiente una Cataluña que no respeta ni tan siquiera a la mano que le da de comer. Ellos quieren ser independientes pero cuando dilapidan su dinero y no tienen ni para pagar a sus funcionarios, son los mismos líderes independentistas, los que “exigen” ayuda al gobierno central como cuando hace unos meses Oriol Junqueras, presidente de Esquerra Republicana de Catalunya y vicepresidente de la Generalidad de Cataluña, pide a Montoro 700 millones para la paga de junio a los funcionarios.

Por su puesto y mientras sus funcionarios no pueden cobrar y ellos lloran dinero a papa estado español Carles Puigdemont, actual presidente de la Generalidad de Cataluña, ganará 145.471 euros al año, 19.784 más que Putin y un 85% más de lo que cobra Rajoy. Muy coherente la postura de los independentistas.

¿Qué harían estos señores si consiguen la independencia y no pueden pagar a sus funcionarios? La respuesta es fácil, echarían la culpa al gobierno Español y a Europa porque les ahogarían al no aceptar su independencia. Eso sí su presidente seguiría cobrando más que el mismísimo Putin.

Eso si no podemos negar que sus nuevos dirigentes dejan el pabellón Catalán muy alto: « El Padrenuestro de Ada Colau: “Madre nuestra que estás en el cielo, sea santificado vuestro coño” ». Así van a poder representar a Cataluña como debe ser, sobre todo cuando si algún día son un estado y tengan una visita diplomática al Vaticano.

Bueno todo esto es un cumulo de despropósitos que no son nada más que la punta del iceberg del independentismo catalán, que va a seguir campando a sus anchas y sorprendiéndonos, llevan años con su desafío incumpliendo leyes y con motivos más que suficientes para que las cúpulas independentistas estén en prisión y hoy despertamos con uno de esos titulares que hieren el alma de cualquiera que ame España y la unidad de esta.

« ‘Constitución catalana’: Sólo los nacidos antes del 77 podrán emplear el español ante la administración. »

Esto entre otras 1500 burradas que terminaran por dar vergüenza a los mismísimos catalanes. Pero ¿Realmente la mayoría de los catalanes quieren esto?

Por otro lado creo que los independentistas catalanes se equivocan en sus formulaciones. Cataluña pertenece a España y yo como español quiero y tengo derecho a decidir, igual que los independentistas catalanes, sobre el futuro de la unidad de España y por lo tanto si se lleva a cabo un referéndum debemos ser todos los españoles los que votemos y votemos “Si” o “No” a la pregunta “Como español, ¿Quiere usted que la región de Cataluña? Siga perteneciendo a España”. En fin que no se le olvide a todos aquellos de la “mixta” y no me refiero a la cerveza sino a la bandera esa que es mitad aragonesa y mitad cubana con tiznes de estrellita comunista que hoy por hoy pueden abrir su enorme boca porque España, a la que pertenece, tiene un gobierno tan pelele como para callarse y recordarles que en otros países muy posiblemente fueran pasados por las armas, o a prisión de por vida y que por lo tanto les merecen un respeto y si a ellos no se lo quieren tener al resto de los españoles sí.

Asistimos a una España donde cuatro pelagatos muertos de hambre pueden desafiar al estado pidiendo la independencia de una región que en realidad nunca fue independiente, mientras se inventan su historia, hacen refereundum y escriben constituciones en un desafío continuo al estado al que pertenecen que es el español. Hasta cuándo se va a consentir esto.

No puedo acabar este artículo sin recordar que en estos últimos tiempos Cristóbal Colón (según la Universidad Nueva Historia de Cataluña Cristòfor Colom)  era catalán y en su partida hacia el nuevo continente partió del Bajo Ampurdán (oficialmente y en catalán Baix Empordà). Recordar que según este “prestigioso organismo”, Miguel de Cervantes también era Catalán y el Quijote fue escrito originariamente en Catalán y un largo compendio de despropósitos que es con lo que se está educando a los niños en Cataluña, una Cataluña que pertenece a España y en la que esto simplemente no es permisible.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *