Navidad o laica navidad

Llevamos desde hace unas semanas aguantando las envestidas de los podemitas ultraizquierdistas para los que parece que solo es respetable lo que a ellos les parece correcto y atacan impunemente a todo lo que no entra dentro de su raciocinio.

Estamos en navidad unas fiestas especiales para muchos de nosotros. Porque aunque a algunos les sorprenda en este país todavía hay mucha gente con creencias cristianas para los que la navidad significa mucho.

Podría hablar de muchos casos pero de nuevo me decanto por “Doña Rojelia” si nuestra querida alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena,  decidió, porque ella lo vale,  que este año el consistorio no iba a poner Belén navideño porque no representa a todos los madrileños. De hecho esto fue comunicado a la Asociación madrileña de Belenistas que habitualmente lo instala.

« […] el Palacio de Cibeles es el espacio de “todos los madrileños” y no solo patrimonio de los católicos […] »

El Belén el año pasado fue visitado por más de 45000 personas, para no representar a los madrileños parece que estos estaban bastante interesados en verlo ¿no? Esta embestida de la alcaldesa de Madrid a las creencias de los demás no es la primera, ya que hemos de recordar que esto sucede después de esta señora decidiera eliminar el nombre de la Virgen del Pilar de las fiestas del distrito de Salamanca.

Finalmente las manifestaciones ciudadanas y las críticas que esto la propino, reculo y decidió finalmente que el Belén se pondría. Pero esta impresentable, no satisfecha al no haberse salido con la suya, decidió entonces no acudir a su inauguración.

En primer lugar decirle a esta señora que cuando se “viste” de alcaldesa representa a todos los madrileños y por lo tanto también a los católicos esto la OBLIGA a ir a ese acto, porque sino entonces, no está cumpliendo con su obligación de representar a TODOS LOS CIUDADANOS.

Por otro lado si tanto la indigna que el “Belén navideño” no representa a todos los madrileños. Cuando decidió colgar de la fachada del ayuntamiento la “bandera del orgullo gay”, que esta insinuando que todos los madrileños somos gays y lesbianas, porque teóricamente y según su criterio ¿esa bandera representa a todos los madrileños?

Y la decisión del ayuntamiento de utilizar 150000 euros, que pagamos todos los madrileños, incluidos los católicos, para la fiesta del “Ramadán”,  el noveno mes del calendario musulmán, conocido internacionalmente por ser el mes en el que los musulmanes, por su fe y por sus creencias, practican el ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol. Acaso el “Ramadán” representa a todos los madrileños.

¿Qué extraño sentimiento identitario lleva a Carmena, y a todos los ultraizquierdistas, a vapulear al cristianismo mientras alaban un régimen tan radical como el islamista? No somos todos los ciudadanos iguales, o es que para esta gente existen ciudadanos de primera y de segunda, menos mal que luchan por la supresión de las clases.

Esta es la realidad de los que empiezan a ocupar nuestros ayuntamientos y ocupan ya las cortes. Gente que ataca nuestras creencias en detrimento de las de los que vienen de otras culturas. Gente que en nombre de la igualdad nos quitan nuestros derechos para darles a otros los privilegios.

En fin asistimos al final de la libertad religiosa, asistimos al final de la igualdad y de la equititividad, asistimos al final de la libertad política y esto es algo que incluso los ya incluidos en el sistema están viendo. Recordemos la famosa frase de Rajoy en una de las últimas votaciones de investidura a las que hemos tenido que asistir en los últimos tiempos.

« […] nunca le he reprochado “que levante el puño”. Mientras no sea obligatorio, claro. […] »

Mariano Rajoy

Un tono ironico para dejar caer la realidad, que esta gentuza critica el saludo romano para imponer su puño en alto. Critican a las dictaduras mientras ellos aspiran a realizar la suya propia disfrazándola de república. Critican la opresión a la que han sido sometidos mientras ellos someten a la misma sobre los que no piensan como ellos.

En fin mientras se encargaban de hacer el cuento de “que viene el lobo” y apuntaban al fascismo y a la derecha radical, han entrado a hurtadillas en las instituciones para sin tener en cuenta lo que quieren o no los ciudadanos meternos sus ideas con cucharilla, eso señores suena a dictadura, a no, perdón, perdón, que al ser de izquierdas no se llama dictadura es una “REVOLUCIÓN”.

En esta ocasión el tiro les salió por la culata porque la gente alzo la voz y  la “Rojelia” tuvo que recular pero cuantas cosas no sabe la gente y por lo tanto no tiene ni el derecho a protestar sobre ellas.

En fin veremos a que dantesco espectáculo nos sigue sometiendo el consistorio con Carmena al frente pero estoy seguro que uno de los próximos bochornos será el del aspecto de los reyes magos, como ya lo fue el año pasado.

Feliz navidad y próspero 2017 amigos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *